download of the brochure

Recuperación Después de Una Cirugía de Manga Gástrica

Embarcarse en el viaje hacia una vida más saludable a través de la cirugía de manga gástrica es emocionante y desafiante. Una guía integral para navegar por el proceso de recuperación es crucial para lograr el éxito a largo plazo. ¿Estás listo para transformar tu vida y abrazar los cambios que vienen con la cirugía de manga gástrica? Aprende cómo recuperarte de la cirugía de manga gástrica. Supera los desafíos. Adopta un estilo de vida más saludable. Experimenta los efectos positivos de este procedimiento que cambia la vida.

 

Comprendiendo la Cirugía de Manga Gástrica

La cirugía de manga gástrica, un procedimiento popular de pérdida de peso para clientes que luchan con su peso, implica la eliminación de una parte significativa del estómago para limitar la ingesta de alimentos y promover la pérdida de peso. Como cirugía de pérdida de peso mínimamente invasiva, la cirugía de manga gástrica tiene tiempos de recuperación más cortos y menos dolor en comparación con la cirugía de bypass gástrico.

 

Pero, ¿qué diferencia a la cirugía de manga gástrica de otras cirugías bariátricas? El procedimiento de manga gástrica no solo restringe la cantidad de alimentos que se pueden consumir, sino que también produce cambios hormonales en el cuerpo, disminuyendo el apetito. Imagina sentirte lleno más rápido, tener un mejor control del apetito y, en consecuencia, comer menos para alcanzar tus objetivos de pérdida de peso.

 

Con la orientación de un proveedor experimentado, puedes emprender un exitoso viaje de recuperación de la manga gástrica, tu cirugía metabólica y bariátrica y cambiar tus hábitos alimenticios para una vida más saludable y feliz.

 

Tiempo de Recuperación de la Manga Gástrica: Estancia en el Hospital

Después de someterse a la cirugía de manga gástrica, los clientes suelen permanecer en el hospital durante 1-3 días. Durante este tiempo, se prioriza el control del dolor y la vigilancia de posibles complicaciones para asegurar una transición sin problemas a la siguiente fase de recuperación. Mientras están en la instalación quirúrgica, los clientes son supervisados por personal médico y se realizan exámenes para garantizar que no haya fugas significativas ni dificultades con las incisiones.

 

Control del Dolor

Se espera dolor después de la cirugía, pero con la medicación y el cuidado adecuados, se puede gestionar de manera efectiva. Tu equipo de atención médica te proporcionará medicamentos para aliviar el malestar, lo que te permitirá concentrarte en el proceso de recuperación.

 

Recuerda que es esencial seguir las instrucciones de tu médico al tomar medicamentos para el dolor y comunicar cualquier inquietud o efectos secundarios que puedas experimentar.

 

Vigilancia de Complicaciones

Antes de que te den el alta para regresar a casa, el personal del hospital te supervisará con vigilancia en busca de posibles complicaciones, como fugas o infecciones. Para una recuperación y cicatrización óptimas, se recomienda comenzar a caminar tres o cuatro horas después de la cirugía y mantener la movilidad, incluso si está limitada a moverte dentro de los confines de tu cama de hospital.

 

Transición a Casa: La Primera Semana

A medida que te trasladas a la comodidad de tu hogar, la primera semana de recuperación será crucial para establecer una base sólida para el éxito a largo plazo. Durante este tiempo, te centrarás en seguir una progresión de la dieta específica que te proporcionará tu proveedor.

 

Además, comenzarás actividades físicas ligeras, como breves paseos, para promover la curación y prevenir complicaciones. Si no estás levantando más de 30-40 libras, puedes volver a trabajar siempre y cuando no estreses tus músculos abdominales.

 

Progresión de la Dieta

La progresión de la dieta durante la primera semana es un aspecto vital del proceso de recuperación de la manga gástrica. Comenzarás con líquidos claros, como caldo, bebidas sin azúcar y sopa el primer día. A medida que tu cuerpo se adapte, progresarás gradualmente a alimentos blandos y sólidos con el tiempo.

 

Es esencial consumir al menos 64 onzas de líquidos claros al día durante la primera semana de recuperación para mantenerse hidratado y apoyar el proceso de curación. Estos pueden incluir:

 

  • Caldo o sopa (claros, sin verduras ni carne)
  • Agua, té, jugo de frutas (sin pulpa/néctar), electrolitos sin azúcar, cubitos de hielo y paletas heladas
  • Gelatina
  • 11 oz/300 ml de bebidas electrolíticas al día (por ejemplo, Pedialyte, Powerade Zero, opciones sin azúcar)
  • 11 oz/300 ml (50 g) de cualquier suplemento líquido de proteína al día (por ejemplo, Isopure Zero, Premier, Gatorade Zero Protein)

 

Actividad y Ejercicio

Aunque puedes sentirte cansado durante la primera semana de recuperación, es crucial participar en actividades físicas ligeras, como breves paseos. Caminar y hacer ejercicio ligero durante la fase inicial de recuperación facilita la curación, evita posibles complicaciones y facilita la transición a la vida normal después de la cirugía.

 

Recuerda que la constancia es clave, así que da pequeños pasos y aumenta gradualmente tu nivel de actividad a medida que tu cuerpo se recupera.

 

Volver al Trabajo y a la Vida Diaria

La mayoría de los clientes pueden volver al trabajo y a las actividades diarias en 1-3 semanas después de la cirugía, dependiendo de sus funciones laborales y circunstancias individuales. Por ejemplo, si tienes un trabajo de oficina sedentario, es posible que puedas regresar al trabajo una vez que te den el alta.

Please Provide Your Best Email Address Below

Please Provide Your Best Email Address Below

Please Provide Your Best Email Address Below